HOKA CHALLENGER 7

NECESITAS ESTAS ZAPAS Y AÚN NO LO SABES

Los corredores de trail running tendemos a acumular zapas, casi todas ellas prescindibles salvo unas… y puede que ni siquiera las tengas.

Cuando empiezas a correr, te cuentan que con un par de zapatillas te apañas para todo. Y en cierto modo, es verdad. Total, para rodar media hora no necesitas nada especial.

Pero luego, a medida que echas kilómetros, se va complicando la cosa, porque claro, no te valen las mismas zapas para hacer series en la pista que para subir al Moncayo un día de lluvia. 

Y es en ese momento cuando los corredores de trail empezamos a volvernos un poco “especialitos” con el tema de las zapatillas.

Que si unas para rodajes de asfalto, que si otras para series rápidas, que si unas de goretex para los días de lluvia, para carreras de montaña rápidas, las de terreno blando… un drama.

Dicho esto, sí que hay un tipo de zapatilla, no demasiado extendida, pero que debería ser un fijo en el 98% de armarios (salvo que vivas literalmente en mitad del monte y no exista el asfalto a tu alrededor).

Algo que los americanos, que tienen nombres para todo, llaman acertadamente Door to trail. De la puerta de casa al campo.

Una zapatilla perfectamente válida tanto para asfalto como para pistas y senderos sencillos.

Porque a todos nos pasa que hay días en los que quieres rodar por pistas de tierra, parque o similar, pero para llegar tienes que correr un rato por asfalto.

Y la duda de siempre es: si me pongo zapas de asfalto, me las como corriendo por la tierra, pero si me pongo las de trail, me cargo los tacos en el asfalto. Conflicto irresoluble.

Pues la solución es esta, zapatillas door to trail, y en nuestro caso, se llaman Hoka Challenger 7. Obligatorias.

Y como dirían en Amanece que no es poco, «el resto de zapas son contingentes, pero estas son necesarias» 😉

HOKA CHALLENGER 7 HOMBRE

HOKA CHALLENGER 7 MUJER

Carrito de compra